Se acerca el verano, tiempo de sueños y ensoñaciones. Durante un ratito nos hemos permitido en la clase de Ética de 4º de la ESO eso mismo: soñar. Os reproducimos a continuación uno de los más bellos sueños de nuestr@s alumn@s ¡y os animamos a cazar utopías durante este verano y siempre!

MI UTOPÍA 

Para empezar lo que cambiaría de mí misma es el poco valor que a veces le doy a las cosas que realmente son las que más valen como por ejemplo, pasar de largo  de mis padres al llegar a casa e ir directa a coger el móvil, olvidando así darles un beso o un abrazo y sustituyendo eso por un aparato que no tiene ningún valor. Me gustaría ser más tranquila, tomarme las cosas bien porque creo que mirando la vida con los ojos llenos de positivismo se vive mejor, también me gustaría disfrutar de pequeñas cosas que, realmente, son las más importantes y las que más nos llenan. Quisiera pensar más en presente y no preocuparme tanto en que todo lo que haga hoy servirá para garantizar el futuro que yo desee para mi vida, me gustaría pensar más en el presente porque a veces se me olvida hacerlo.

Me gustaría cambiar que la vida se contara según los años vividos, preferiría que se contara a base de recuerdos y sonrisas, quisiera que los abuelos no se fueran nunca, que los padres, las madres, los hermano etc.  permanecieran toda la vida, que solo se llorase de felicidad, que se pudiesen cumplir todos nuestros sueños, que no hubiese guerras ni la típica frase de “Los niños de África se mueren de hambre”. Ojalá desapareciera el hambre, las enfermedades, la codicia y sobre todo la falta de amor y no sólo de pareja sino amor hacia las personas, los animales y sobre todo al mundo. Me gustaría también que sintiéramos más y fuésemos buenas personas, que no se hiriera a nadie, que todo el mundo pudiese ir a la escuela, que no se pagaran los medicamentos, que nadie se sintiera solo nunca, que nos respetáramos y nos aceptáramos tal y como somos, pero siempre siendo buenos con los demás, sabiendo que a veces decimos o ponemos la escusa del “Soy así” sin darnos cuenta de que muchas de esas veces hacemos daño, eso debería cambiar. También los políticos, que siguieran en la política, pero que fuesen honrados. Me gustaría muchísimo que cambiara el hecho de que se le da más valor a las cosas que a las personas y quisiera que se valorará más a los humanos porque es triste que nos usemos como trapos unos a otros. 

Cambiaría la forma de pensar de todo aquel que dañara a los demás, cambiaría el miedo de la gente por su tranquilidad completa, las drogas por libros, los comedores sociales por parques para jugar o colegios, cambiaría los desahucios por llaves de casas para todo el que no dispusiera de ella. Desearía que tanto animales como mujeres, hombres y niños no fueran maltratados, que, al final de tanta lucha, las mujeres y los hombres consiguieran ser completamente iguales de una vez. Cambiaría tantas cosas…que por último me gustaría decir que todos fuésemos conscientes de que para cambiar hay que empezar por comprender y yo, la primera. Éste sería mi mundo ideal y libre.                                          

  Sara Garrido 4ºB

Podéis participar en él todos los alumn@s de 1º y 2º de Bachillerato del centro.

Tanto la extensión como el tema del ensayo o disertación son libres.

Escribid vuestros textos en Arial 12 a doble espacio y entregádselos a cualquiera de los profesores del Departamento de Filosofía (Puri o Andrés) antes del 15 de mayo.

Habrá un premio para l@s alumn@s de 1º y otro para l@s de 2º consistente en una cena para dos personas y varios premios con vales de material escolar dependiendo de la calidad de los trabajos presentados.

L@s ganador@s se harán públicos en la página web del centro el 20 de mayo.

La entrega de premios se realizará dentro de los actos de la fiesta de despedida de los alumnos de 2º de Bachillerato.

¡Animaos a contarnos esas cosas por las que nunca os preguntamos en los exámenes!

Departamento de Filosofía

Andrés Rubio Martínez, doctor en Filosofía y profesor de nuestro instituto, ha pronunciado la interesante conferencia ¿Para qué servimos los seres humanos? Reflexiones acerca del concepto de utilidad, dentro del Ciclo Filosofía y resistencia, en el Ateneo Riojano de Logroño, el  jueves 9 de enero de 2014.

Nuestro compañero ha sabido combinar en su ponencia el adecuado lenguaje técnico, trufado de citas cuidadosamente seleccionadas, con un tono asequible y cercano a un numeroso público de variada condición, mostrándose en ocasiones irónico, desenfadado y en todo momento ameno. Ha expuesto una serena reflexión acerca del ser humano, entendido con toda su trascendencia y no como el mero agente activo que nos quieren imponer los actuales criterios economicistas, y ha analizado la importancia de la educación y las erróneas directrices utilitaristas que, de forma mayoritaria, sirven a políticos, supuestos expertos en educación y usuarios de los centros educativos en general, y que tienen su más escandalosa muestra en la recién aprobada LOMCE. Ha sabido pasar de forma admirable de lo general a lo particular y viceversa, al hilo de un lúcido razonamiento, y nos ha aconsejado encarecidamente “pararnos a pensar”, ya que sólo el círculo virtuoso del pensamiento puede salvarnos de caer en el círculo vicioso de la acción sin sentido a que nos impelen irremediablemente los turbulentos tiempos actuales.

Clara Álvarez

DSC_0541.JPG
DSC_0541.JPG

Lanzadera de aplicaciones

Blogs

Office

Racima

Celsorienta

Educarioja

 

 

Menú principal